Picaduras de arañas comunes

Podemos encontrar arañas comunes en nuestra propia casa, aunque también, en parques, jardines y en el campo. Así, aún sin verlas, podemos detectar su presencia a través de sus conocidas telas de araña, que tejen para atrapar a sus presas

Normalmente, las picaduras de las arañas comunes no son peligrosas, aunque sí pueden ser muy molestas por el picor y la inflamación que provocan. Solemos hablar de picaduras de araña pero lo cierto es que las arañas muerden a sus víctimas.

Además, las mordeduras de araña común son muy fáciles de identificar ya que suelen ir asociadas a dos puntos colocados de forma simétrica que enrojecen y pican. Ante una picadura de araña común deberemos:

  • Limpiar bien la zona con agua y jabón para así evitar posibles infecciones.
  •  Aplicar un producto para mitigar las molestias. En tu farmacia encontrarás productos con propiedades calmantes y antiirritantes. Los hay en formato gel que te proporcionarán una agradable sensación de frescor.
  • Si el dolor y la inflamación son muy acentuados y no remiten podemos tomar algún analgésico o antiinflamatorio.
  • Aplicar hielo.

Finalmente, en el caso de que los síntomas no remitan o, peor aún, se agraven, tendremos que acudir al médico para que haga un diagnóstico certero y nos aconseje un tratamiento más eficaz por si se ha producido una infección.

Compártelo